Categories Menu

Golf infantil y juvenil se reactiva en Venezuela y Colombia

Importantes certámenes para este grupo de jugadores en ambos países

Venezuela y Colombia, dos nuevos países que le apuestan a la reactivación del golf en sus categorías menores en la región, al presentar un alentador panorama para las fuerzas básicas de nuestro deporte por estas fechas.

La realización de dos competencias infantiles y juveniles avaladas por la Federación Venezolana, así como el anuncio del desarrollo del campeonato infantil más importante de la temporada por parte de la Federación Colombiana son dos positivas informaciones que se suman a las ya presentadas en meses anteriores en países como Argentina, Ecuador, Uruguay y Perú, entre otros.

En Venezuela, el golf volvió a sus actividades en el segundo fin de semana de octubre con dos competencias enfocadas en jugadores infantiles. El Barquisimeto Golf Club y el San Miguel Country Club se convirtieron en los primeros campos en contar con actividades competitivas luego de seis meses.

Ambas sedes bajo estrictos protocolos de seguridad reunieron en sus instalaciones a jugadores juveniles e infantiles, con presencia de golfistas de regiones como Maturín, Puerto La Cruz y Anaco, entre otras, en el campo de San Miguel.

Mientras, en Barquisimeto, fueron golfistas provenientes del occidente del país, así como del área de Caracas, los que intervinieron en dos rondas de juego bastante significativas para los participantes, que pudieron reencontrarse con sus amigos del golf y con la competencia en sí.

Esta misma sensación la tendrán a inicios de noviembre 162 jugadores colombianos de edades comprendidas entre los 10 y 15 años con motivo de la edición 37 del Campeonato Nacional Infantil en dicho país, en el primer torneo competitivo que se desarrollará en el país cafetero en cerca de ocho meses.

Distribuidos en seis categorías, los participantes de este certamen jugarán en días alternados entre el 2 y 8 de noviembre en el campo del Club Campestre de Ibagué, ciudad cercana a Bogotá y que recibirá nuevamente este importante torneo del calendario.

Con este panorama, el futuro inmediato del golf sigue con buenas expectativas, buscando la normalización paulatina de las actividades del deporte en la región y luego de los difíciles momentos vividos en los últimos meses.