Categories Menu

Nuevo estudio demuestra beneficios del golf en la salud en mayores

El estudio, avalado por The R&A demuestra la conveniencia de la práctica golfística para personas de edades mayores

Un nuevo estudio apoyado por The R&A y publicado esta semana encontró nueva evidencia que demuestra que el golf entrega significativos beneficios para la salud, en especial en personas de mayor edad al mejorar la fuerza muscular y el balance del cuerpo tras practicarlo de manera regular.

El Estudio de Fuerza y Balance (The Strength and Balance Study) se desarrolló en dos grupos a lo largo de dos años por parte de la profesora María Stokes en la Universidad de Southampton en Inglaterra y por el doctor George Salem en la Universidad de Southern California

Mejorar la fuerza muscular y el balance del cuerpo, de hecho, son dos de los ejercicios más importantes en las recomendaciones que entrega la Organización Mundial de la Salud (OMS), en especial para las personas que han llevado una vida sedentaria la mayoría del tiempo.

Tras analizar las pruebas realizadas a 152 individuos de edades desde los 65 hasta más allá de los 80 años, se demostró que la práctica regular del golf mejora la calidad de vida de las personas al incrementar, mediante un ejercicio aérobico como el golf, la fortaleza muscular y el balance, además de involucrar también una mejor salud mental al incrementar la interacción social de los estudiados.

Entre los hallazgos más importantes del estudio están:

  • Los participantes en un programa de entrenamiento de golf mejoraron su fortaleza muscular, potencia, balance y flexibilidad durante el tiempo del estudio
  • Golfistas mejores de 80 años tienen una mejor fortaleza y balance en comparación de personas sedentarias no golfistas de edades similares.
  • Los golfistas tienen un balance más dinámico y una estabilidad mejorada en comparación con no golfistas.
  • Las exigencias físicas reportadas en una ronda de golf fueron equivalentes o inclusive superiores en comparación con otras actividades como ir al gimnasio o practicar yoga.
  • La práctica del golf es una de las más seguras. Durante el estudio no se presentaron lesiones o eventos adversos relacionados con el juego.

“Estos resultados deberían animar a tomadores de decisiones y a profesionales de la salud a considerar el recomendar la práctica del golf a las personas mayores como parte de un intento de animarlos a adoptar un estilo de vida más activo, además de combatir la inactividad física para reducir costos a la salud”, declaró Martin Slumber, Director Ejecutivo de The R&A.

Estos resultados del estudio igualmente se encaminan a buscar que el golf sea visto de una manera distinta en la actualidad, como una actividad física importante en edades superiores.

“Este estudio demuestra que el golf cumple con las recomendaciones de la OMS para personas de edad, lo que podría hacer que se incluya al golf como una de las actividades recomendadas desde lo social y como parte de esquemas de ejercicios, además de poder ser considerado en políticas para ayudar a mejorar las condiciones de salud”, comentó Stokes.

“Los resultados del estudio sugieren que el golf debe ser considerado como una alternativa al momento de prescribir actividad física a adultos mayores porque es seguro, factible y permite una forma de ejercicio que entrega una mejor y más saludable calidad de vida”, agregó Salem,

Desde 2016, The R&A y sus socios, entre ellos la World Golf Foundation (WGF), la United States Golf Association (Usga) y el European Tour han apoyado iniciativas como The Golf & Health Project, proyecto con el que se intenta potenciar y difundir las bondades físicas y mentales del golf, buscando impactar no solo a los golfistas sino a los que nunca han practicado el deporte.